La continuidad de las operaciones es un punto clave en la estrategia de negocios de una organización. Cada organización debe cuantificar el impacto de la interrupción o degradación de sus operaciones, no solo desde el punto de vista económico, sino también tomando en cuenta factores cualitativos como el impacto en la reputación, aspectos legales, entre otros que podrían afectar la productividad, desempeño, competitividad y liderazgo de la organización.

De igual importancia es la protección de los datos de la organización, ya que este activo digital es el principal objetivo de las estrategias de respaldo y recuperación que buscan garantizar su integridad y disponibilidad a lo largo de los procesos de negocio.

Las características de flexibilidad, escalabilidad y resiliencia que ofrece la nube reformulan la manera cómo la infraestructura de servicios y recursos tecnológicos que apoyan al negocio garantizan tanto la continuidad de las operaciones como la protección de los datos.

Contáctenos para más información sobre esta y otras soluciones.